Publicado el

Aldi abre en la calle Fuencarral

Aldi estrena este miércoles su nuevo supermercado en el número 123 de la céntrica calle de Fuencarral, en Madrid. Como ya adelantó Food Retail & Shoppers, esta tienda se localiza en el edificio que albergaba la antigua sala de los cines Roxy A, que llevaba cerrada desde 2013.

El nuevo establecimiento cuenta con una superficie comercial de cerca de 1.200 m2 repartidos en dos plantas y emplea a una plantilla de 30 personas.

Publicado el

Lidl abrirá una nueva tienda en la calle Fuencarral

Lidl abrirá el supermercado más grande de Malasaña en el antiguo VIPS de Fuencarral
Desde el inicio de la pandemia el popular VIPS situado en el 101 de la calle Fuencarral permanecía cerrado. Desde hace un mes hay obreros trabajando en el local, que se transformará en un supermercado de la cadena Lidl.

Con la vista puesta en una posible inauguración hacia verano, Lidl, tercera cadena de supermercados de España, sólo por detrás de Mercadona y Carrefour, trabaja en la adecuación del local del 101 de Fuencarral para convertirlo en una de sus tiendas madrileñas.

Publicado el

Peatonalización 2° tramo calle Fuencarral

Cuando en el año 2009, siendo alcalde Ruiz-Gallardón, se peatonalizaron 8.000 m2 de la calle Fuencarral, entre Gran Vía y Hernán Cortés, dio comienzo la transformación radical del tejido comercial de una zona en la que franquicias e importantes marcas de moda, ahora comienza el segundo tramo entre Hernan Cortes y Barcelo.

La peatonalización de este tramo de la calle Fuencarral es una actuación contemplada dentro de la estrategia Madrid 360 y que cumple también con lo acordado en Los pactos de la Villa, según lo declarado por el delegado del Área de Medio Ambiente, Borja Carabante. Con actuaciones en los 21 distritos de la ciudad, se van a peatonalizar un total de 48 calles y 200.000 metros cuadrados.

Aunque nos hemos centrado en Fuencarral, en la zona, esta intervención también conllevará la peatonalización total de calles como Beneficencia y Santa Bárbara, así como la de tramos muy parciales de otras vías como Palma, San Vicente Ferrer y Santa Brígida. En estas áreas hay muy pocos negocios, si bien comercialmente podríamos considerar estas actuaciones como pequeños tentáculos transformadores que avanzan hacia vías secundarias con incierto resultado.